Erase que se era unos caracoles muy peculiares, vivían en una aldea, juntos pero no revueltos.

DSC09974

Les gustaba pasear y comer florecillas, a muchos de ellos no les gustaba para nada comer fruta pero poco a poco estaban aprendiendo que la fruta es muy rica y tiene muchas vitaminas. A veces se escondían en sus caracolas y no querían salir, estaban tranquilos y calentitos allí dentro, pero claro, si tenían que hacer la compra o ir a trabajar tenían que salir y se enfadaban.

DSC09955

Algunos caracoles eran muy rápidos, lo hacían todo perfecto (demasiado perfecto) y otros eran muuuuuy lentos, no sabían ni escribir el número tres!!.

DSC09961

En esta aldea se respira un ambiente de calma, tranquilidad, alegría y seguridad…donde cada paso de caracol es importante. Los caracoles están encantados con su aldea!!

DSC09964

Os he querido contar esta pequeña historia para deciros que de lunes a viernes vivo en esta aldea, rodeada de caracoles fantásticos. Estoy aprendiendo mucho sobre los caracoles, pero todavía me queda un gran camino que recorrer. Por eso mis galletas y mis dulces han cogido el ritmo caracol!!!

Anuncios