Había una vez un pequeño saltamontes de casi siete años al que nunca se le había caído un diente, él tenía muchas ganas ya que a muchos de sus amiguitos ya les había visitado el ratoncito Pérez.

DSC00356

Cuando el saltamontes se fue de vacaciones a la montaña el diente comenzó a moverse muuuuy poco a poco, otro día el saltamontes descubrió que ya le estaba saliendo el diente nuevo!!

DSC00353

La emoción crecía día a día, el diente se movía y el otro iba creciendo, pasaban las semanas y no había manera de que viniera el ratoncito Pérez, así que fue a visitar a la señora dentista…

DSC00359

Ella le contó los dientes, le enseñó una luz mágica, una manguerita de agua y aparatos muy raros y divertidos, y le dijo que no se preocupara el diente caería y vendría el ratoncito.

DSC00369

El pequeño saltamontes termino las vacaciones y volvió a la ciudad, para el primer día de clase su mamá le preparó la mochila y le puso una cajita muy pequeña por si el diente decidía caerse. Y así fue, cuando la mamá del saltamontes fue a recogerlo vio como salía contento y orgulloso con su mini caja llena!!!

DSC00361

Esa noche vino el ratoncito y se llevó, por fin, el diente.

DSC00367

Y colorin colorado este cuento se ha acabado.

DSC00372

Anuncios