Cuando terminé esta tarta, llamé a su dueña y le dije: ”Lo siento mucho pero ha quedado ¡¡taaaan bonita!! que me la quedo yo” Ji! Ji! Ji!

 

Al final, y después de mucho pensar, le llevé la tarta a su verdadera dueña, no se iba a quedar sin tarta el día de su cumple.

Es una pena que en las fotos no se aprecie la purpurina porque hace un efecto muy brillante!

El bizcocho es de chocolate y el relleno es ganache de chocolate blanco.

¡Hasta pronto!

Anuncios